Agendar cita

Conoce cómo prevenir y tratar las Infecciones de Transmisión Sexual

¿Cómo prevenirlas?

Servicios de prevención, diagnóstico y tratamiento para Infecciones de Transmisión Sexual - ITS

  • ¿Qué son?
  • ¿Cómo prevenirlas?
  • Consulta médica
  • PREGUNTAS FRECUENTES
Dejar mis datos

Profamilia > Servicios > Infecciones de Transmisión Sexual – I.T.S > ¿Cómo prevenirlas?

¿Cómo prevenirlas?


Existen más de 20 tipos de Infecciones de Transmisión Sexual - ITS. Cualquier persona, sin importar su edad, está en riesgo de contagiarse si:

  • Tiene relaciones sexuales orales, vaginales o anales sin el uso adecuado del condón
  • Comparte agujas o jeringas
  • Tiene contacto con sangre, semen o fluidos vaginales infectados
  • Recibe transfusiones de sangre contaminada
  • Se ha hecho tatuajes o piercings con elementos contaminados
  • Se ha realizado procedimientos odontológicos o médicos, cortes de cabello o manicure con instrumentos sin esterilizar

¿Cómo evitar contagiarse de una  ITS?

  • Protégete: cuando tengas relaciones sexuales orales, vaginales o anales utiliza siempre y de manera adecuada el condón
  • Infórmate: en Profamilia contamos personal especializado para orientar y responder todas tus dudas para disfrutar de una sexualidad plena y segura

Ten presente: 

  • No todas las Infecciones de Transmisión Sexual - ITS se pueden curar
  • Existen muchas infecciones que no generan alteraciones físicas, por lo que se debe tener precaución con cualquier persona así luzca "sana"
  • Las Infecciones de Transmisión Sexual - ITS no son exclusivas de personas homosexuales, de quienes tienen más de una pareja sexual o de aquellas que ejercen el trabajo sexual
  • Existe el riesgo de contagio en cualquier encuentro sexual sin protección, es falso que la primera relación sexual no genera riesgo

En caso de presentar alguno de los siguientes síntomas, consulta un médico especializado:

  • Ardor al orinar
  • Supuración en los genitales masculinos
  • Flujo vaginal con olor y color distinto al usual
  • Dolor abdominal bajo o en los testículos
  • Úlceras genitales
  • Aparición de granos, verrugas, ampollas, inflamaciones o cambios no comunes en los genitales

Recuerda, si no se recibes un tratamiento oportuno, las Infecciones de Transmisión Sexual - ITS pueden tener consecuencias graves como: esterilidad, cáncer, lesiones cardíacas, enfermedades del sistema nervioso, pérdida del embarazo, malformaciones fetales e incluso la muerte.

Cuando una persona está infectada con VIH, Hepatitis B o C y no presenta síntomas en la primera etapa, estos pueden aparecer después. Te recomendamos visitar al médico como mínimo una vez al año para realizar pruebas diagnósticas  y evitar situaciones de riesgo.

Preguntas Frecuentes


¿Qué es una Infección de Transmisión Sexual o ITS?

Son un grupo de infecciones que se pueden adquirir principalmente por contacto sexual, producidas por bacterias, virus, hongos o parásitos. Algunas ITS pueden ser tratadas y curadas. Otras, como el VIH/Sida y la Hepatitis B, no desaparecen aunque, con el tratamiento, se pueden reducir sus efectos; estas son consideradas enfermedades crónicas que, al no tener un tratamiento médico oportuno, pueden deteriorar el sistema inmune de una persona hasta causar la muerte. Lo más importante es detectar a tiempo la ITS.

¿Existe una edad de mayor riesgo para adquirir una Infección de Transmisión Sexual - ITS?

Se puede adquirir a cualquier edad. Sin embargo, se ha encontrado que en el grupo de hombres y mujeres entre los 15 y 24 años hay mayor número de personas infectadas en el mundo. Adquirir Infecciones de Transmisión Sexual – ITS también está relacionado con los comportamientos sexuales de riesgo, como no usar condón o usarlo de manera incorrecta.

¿Cuáles son algunos de los factores de riesgo para adquirir una Infección de Transmisión Sexual - ITS?

  • Tener relaciones sexuales, vaginales, anales u orales sin condón
  • Abuso sexual o violación
  • Consumo de alcohol y drogas que pueden ser detonantes de relaciones sexuales sin protección
  • Tener más de una pareja sexual activa
  • Intercambio de sangre o fluidos como: semen o fluidos vaginales
  • Intercambio y reutilización de agujas que pueden estar infectadas
  • Procedimientos odontológicos y médicos sin el instrumental debidamente esterilizado
  • Tatuajes o piercing con implementos infectados

¿Cuáles son las Infecciones de Transmisión Sexual - ITS más comunes?

Las más conocidas son:

  • VIH/Sida
  • VPH (Virus del Papiloma Humano)
  • Sífilis
  • Gonorrea
  • Infección Chlamydia
  • Linfogranuloma venéreo
  • Chancro Blando
  • Condilomas e infección por papiloma virus
  • Enfermedades pélvicas inflamatorias
  • Herpes genital
  • Hepatitis B
  • Pediculosis

¿Es verdad que las mujeres son más vulnerables a adquirir una ITS?

Sí. Las mujeres son biológicamente más vulnerables; existen mayores posibilidades de que el hombre transmita una ITS a una mujer que a la inversa, debido a la anatomía y a la fisiología de la mujer.

¿Cuáles son las consecuencias de las ITS no tratadas oportunamente en las mujeres embarazadas?

• La gonorrea y la clamidiasis pueden producir infertilidad y embarazo ectópico
• La infección por el virus del papiloma humano puede causar cáncer cérvico uterino
• Las mujeres gestantes y que tienen una ITS pueden transmitírsela al feto durante el embarazo o al bebé en el parto y lactancia
• La sífilis afecta al feto durante el embarazo y puede causar su muerte
• La gonorrea puede causar ceguera fetal
• La clamidia afecta los pulmones del feto causando neumonía
• El VIH puede ser transmitido al feto durante la gestación o al bebé durante el parto o la lactancia materna

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano?

Son un grupo de virus que se transmiten a través de las relaciones sexuales sin uso del condón y que producen lesiones en la piel y las mucosas. El VPH puede manifestarse como condilomas o verrugas o como lesiones planas en los genitales internos y externos, el ano, la boca y la faringe.

Algunos tipos de virus pueden producir modificaciones en las células, llegando a producir cáncer de cuello uterino.

¿Cómo se puede prevenir el Virus del Papiloma Humano?

Una forma eficaz de prevenir el VPH es el uso correcto del condón en todas las relaciones sexuales. Para las mujeres, la citología es la forma más efectiva de detectarlo. En el hombre es efectiva la revisión del urólogo.

El Virus del Papiloma Humano – VPH puede ser un factor desencadenante de cáncer, pero detectado a tiempo puede ser curado. Toda mujer mayor de 21 años o que haya tenido su primera relación sexual hace tres años o más debe realizarse la citología cervico-vaginal.

¿Existe alguna vacuna para el Virus del Papiloma Humano - VPH?

Sí. En Colombia están disponibles dos tipos de vacuna contra el VPH, específicamente contra los tipos de virus más relacionados con el cáncer de cuello uterino. Desde el año 2007 han sido aprobados dos tipos de vacuna contra el VPH.

Antes de ser aprobadas, ambas vacunas fueron sometidas a estudios durante más de 15 años, en los cuales demostraron ser seguras y efectivas.

El VPH también puede ser responsable de algunos de los cánceres de la orofaringe (boca y garganta), y un factor de riesgo para el cáncer de recto, en ambos sexos. La vacuna también ofrece una disminución en el riesgo de éstas enfermedades.

Adicionalmente, Colombia ha hecho un esfuerzo para incluir la vacunación, dentro del Plan Ampliado de Inmunizaciones (PAI) con vacunación, sin costo para niñas de 9 a 15 años.

¿Cuál es el tratamiento cuando se detecta el VPH?

Si el médico ha diagnosticado una infección por el Virus del Papiloma Humano – VPH, la mujer debe seguir cuidadosamente sus indicaciones, entre las cuales se pueden tener en cuenta:

  • Citologías periódicas
  • Examen colposcópico
  • Toma de biopsia cuando sea necesario
  • Cauterización o quemadura de las lesiones
  • Aplicación local de medicamentos
  • Tratamiento a la pareja o parejas sexuales

¿Tener relaciones sexuales desde temprana edad puede ocasionar cáncer de cuello uterino?

Cuando las relaciones sexuales se inician a temprana edad sin la protección del condón pueden ser un factor de riesgo para que la mujer desarrolle el Virus de Papiloma Humano – VPH, que puede desencadenar en cáncer de cuello uterino. Lo anterior debido a que el desarrollo físico del aparato reproductor femenino no ha logrado la madurez y está más expuesto a adquirir infecciones.

Además, entre más temprana la edad de inicio de las relaciones sexuales es más probable que aumente el número de parejas sexuales, incrementado así el riesgo de infecciones.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de cuello uterino?

Generalmente es asintomático en sus fases iniciales, puede manifestarse con flujos persistentes que no mejoran con el tratamiento. Más avanzado puede producir sangrados genitales anormales, sangrado con la relación sexual y si compromete otros órganos puede producir síntomas urinarios o intestinales.

La mayoría de las mujeres pueden detectarlo a tiempo realizándose una citología vaginal por lo menos una vez al año y atendiendo los resultados de ésta, acompañada de una orientación médica.

¿Qué es la gonorrea?

Es una Infección de Transmisión Sexual – ITS, conocida también como blenorragia, ocasionada por la bacteria “gonococo” Neisseria gonorrea. Las manifestaciones externas son enrojecimiento del glande (cabeza del pene) o de los labios mayores, intensa piquiña e irritación, secreción de color amarillento-verdoso y de mal olor, ardor al orinar y molestia durante el acto sexual.

Se detecta con mayor facilidad en los hombres. En ciertas ocasiones, puede ser asintomática en las mujeres, motivo por el cual lleva un poco más de tiempo detectarla y darle tratamiento, por eso es importante la visita al ginecólogo.

¿Cuáles son los síntomas de la gonorrea en el hombre y en la mujer?

La mujer puede no percatarse de los síntomas o puede tener secreción vaginal abundante y de mal olor, dolor en la parte baja del vientre o ardor al orinar. En el hombre, algunos de los síntomas pueden ser secreción que produce ardor y mal olor en el pene.

¿Qué consecuencias produce la gonorrea?

Puede causar infertilidad, pues la infección sube hacia los órganos internos. En el caso de las mujeres produce inflamación y obstrucción de las trompas o abscesos (cúmulos de pus) en los ovarios. En el hombre, infecciones en la uretra, próstata, vesículas seminales y el epidídimo.

Si la persona o su pareja sienten algún síntoma es importante acudir inmediatamente a un profesional de la salud para dar tratamiento adecuado. Cuando una mujer embarazada tiene gonorrea y su hijo nace por vía vaginal, corre el riesgo de que el recién nacido presente una infección en los ojos.

¿Qué es la Sífilis?

Es una Infección de Transmisión Sexual – ITS producida por una bacteria llamada Treponema pallidum, que se encuentra en la sangre, en lesiones de la piel y en las mucosas de las personas infectadas. Los síntomas aparecen en tres fases:

En la primera fase aparece una llaga (chancro), generalmente no dolorosa, en la zona por la cual entró el microorganismo (casi siempre en los genitales, ano o boca). En la mayoría de los casos el chancro desaparece sin tratamiento al cabo de cuatro o seis semanas, lo cual no quiere decir que la enfermedad haya desaparecido.

En la segunda fase, si no se ha realizado el tratamiento adecuado, aparecen ronchas rosáceas, a menudo, en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, fiebre, dolor de garganta, pérdida del cabello en zonas específicas, dolor de cabeza, pérdida de apetito y peso. Es posible que, alrededor del ano o los genitales,aparezcan unas llagas planas y húmedas que son altamente infecciosas.

En la tercera etapa, si no se ha tratado la infección, no siempre se presentan síntomas, pero el microorganismo ataca otros tejidos del cuerpo como la estructura ósea, el cerebro, la médula espinal y los vasos sanguíneos.

¿Qué son las ladillas?

También conocidas como piojos del vello púbico, son insectos diminutos, de cuerpo plano y sin alas, que viven en la piel y son considerados una Infección de Transmisión Sexual – ITS, aunque también se pueden adquirir por usar camas, ropa, toallas o baños que han sido utilizados por una persona infectada.

Las ladillas son de color marrón claro y del tamaño de una cabeza de alfiler, se alimentan de la sangre del cuerpo, pero pueden vivir hasta 24 horas fuera de él. A simple vista, parecen pequeñas costras, sus huevos pueden verse en forma de puntos blancos pegados al vello. El período de incubación de los huevos es de seis a ocho días.

Es posible tener piojos púbicos sin tener ningún síntoma. Cuando se tienen síntomas, éstos habitualmente aparecen de cinco días a varias semanas después de que la persona ha estado expuesta. Se puede tener piquiña intensa cerca del área genital. La rasquiña se debe a una reacción alérgica a las mordeduras. Los piojos púbicos se diagnostican haciendo un examen físico del área infectada y requieren atención médica.

¿En qué consiste el Herpes genital?

Es una Infección de Transmisión Sexual  – ITS producida por dos tipos de virus. Se transmite por contacto directo con las áreas afectadas durante las relaciones sexuales sin protección del condón y, también, al bebé durante el parto. Entre tres y 14 días después del contagio aparecen pequeñas ampollas en los genitales externos y alrededor de la boca o el ano.

Después de algunos días, las ampollas se revientan y aparecen unas ulceras diminutas. Pueden presentarse fiebres, malestar general y dolor muscular. Estos síntomas pueden desaparecer al cabo de una semana pero la infección continúa por el resto de la vida.

¿En qué consiste la Hepatitis B?

La hepatitis es una infección grave del hígado producida por un virus. Hay dos tipos de hepatitis (B y C), que se transmiten sexualmente. Éstos pueden transmitirse por contacto directo con líquidos corporales como la sangre, el semen, fluidos vaginales o a través de la saliva. Es posible prevenir la infección por Hepatitis B mediante una vacuna; no ocurre lo mismo con la Hepatitis C. Sin embargo, tanto la una como la otra pueden prevenirse mediante el uso correcto y consistente del condón.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes de la Hepatitis B?

La Hepatitis B puede hacer que la persona infectada se sienta como si tuviera influenza o gripa, podría sentirse cansada, tener náuseas, inapetencia, fiebre, pérdida del apetito, dolor de estómago y diarrea. Algunas personas presentan oscurecimiento de la orina, excremento de color claro, y color amarillento en los ojos y la piel. Vale la pena aclarar que muchas personas no presentan ningún síntoma.

¿Qué Infecciones de Transmisión Sexual - ITS se pueden transmitir sin tener relaciones sexuales penetrativas?

Todas las ITS se pueden transmitir sin tener relaciones sexuales penetrativas. Por ejemplo, el VIH, la sífilis, la hepatitis B y C, se pueden transmitir por compartir agujas con sangre infectada, dela madre al hijo durante el embarazo, durante el parto o en el proceso de lactancia.

La Clamidia se puede transmitir durante el embarazo o en el momento del parto, la Gonorrea y el Virus del Papiloma Humano se transmiten al bebé en el momento del nacimiento por vía vaginal. El piojo púbico o ladilla y la tricomoniasis se pueden adquirir por compartir toallas, prendas de vestir y sábanas que estén contaminadas.

¿Es perjudicial para la salud pasarse el semen cuando se ha tenido una relación sexual oral?

Todas las ITS se pueden transmitir en las relaciones sexuales orales si no se toman medidas de protección que eviten el intercambio de fluidos, como el uso del condón.

¿Qué Infecciones de Transmisión Sexual - ITS se transmiten cuando una persona tiene relaciones sexuales orales?

El semen está compuesto por tres líquidos: el 95% es seminal, el 3% prostático y el 2% espermático y mantiene a los espermatozoides a una temperatura estable para que vivan. Cuando la persona se toma el semen en la relación sexual, éste es digerido por los ácidos del estómago. El riesgo está en el intercambio de semen infectado por alguna ITS, incluido el VIH/Sida, ya que el virus está presente en los tres líquidos que lo conforman.

¿Es más fácil contraer una ITS cuando se tiene relaciones sexuales con personas que ejercen el trabajo sexual?

No. Se puede contraer una Infección de Transmisión Sexual – ITS con una persona que ejerza la prostitución o con cualquier otra persona, si no se usa adecuadamente el condón. Las personas vinculadas a la prostitución dejaron de ser considerados un grupo de alto riesgo.

Si tengo una cortada en el pene, ¿puede haber mayor riesgo de una ITS?

Sí. Mientras haya una herida abierta,hay contacto directo de la Infección de Transmisión Sexual con la sangre, por lo tanto la persona está en riesgo de contagio.

Sin condón, ¿cómo puede protegerse de las Infecciones de Transmisión Sexual - ITS?

No hay forma de protegerse adecuadamente de las ITS sin usar el condón. Sin embargo, si la persona tiene total certeza de que su pareja no tiene una ITS, ni relaciones sexuales con otra u otras personas, pueden llegar al acuerdo de no utilizar el condón.

Este tipo de acuerdos pueden poner en riesgo la salud de las personas. Otra forma de evitar las ITS sin usar condón es tener relaciones sexuales que no impliquen penetración e intercambio de líquidos corporales como semen, sangre y fluidos vaginales.

¿Mientras más grueso el condón es más efectivo?

No. La eficacia de los condones depende de su uso adecuado y no de su grosor. Existe una clase de condón denominada resistente que se recomienda para las relaciones sexuales anales.

¿Cómo se usa adecuadamente el condón?

Para utilizar correctamente el condón tenga en cuenta:

  • Comprar condones de calidad y en lugares confiables
  • Revisar la fecha de vencimiento y que el empaque se encuentre en buen estado
  • No guardarlo en la billetera porque la presión y el calor del cuerpo lo pueden dañar. Guárdelo en un lugar fresco y seco
  • Al abrir el preservativo no utilizar objetos que lo puedan romper, como tijeras o los dientes. Usar la yema de los dedos. Sacar el condón del empaque con la yema de los dedos y sujetarlo de la punta
  • Colocarlo sobre el pene erecto, sosteniendo la punta y desenrollándolo hacia la base del pene
  • Cuando el hombre haya eyaculado, retirar el pene sosteniendo firmemente el condón. Retirar el preservativo desde la base hacia la punta del pene evitando entrar en contacto con el semen
  • Envolver el condón en papel higiénico y arrojarlo en el cesto de la basura
  • Utilizar un condón para cada relación sexual. No es reutilizable

¿Por qué los condones vienen con punticos y sabores?

Existen condones que son fabricados con diferentes diseños como puntos, rayas, colores, que pueden ayudar en la obtención del placer en los diferentes tipos de relaciones sexuales. Hay condones de sabores que pueden ser utilizados en relaciones sexuales orales.

¿Existen tamaños o tallas en los condones?

La mayoría de preservativos están diseñados para encajar en cualquier pene de tamaño promedio, es decir, entre 10 y 18 centímetros de largo. Sin embargo, algunos hombres sienten que el condón les aprieta e incomoda disminuyéndoles el placer y temiendo que se rompan.

Existen condones de talla XL en algunos países de Europa y Norteamérica, pero en Colombia no se consiguen fácilmente.

Si un hombre se coloca dos condones a la vez, ¿se protege mejor?

No. Por el contrario, hay mayor riesgo de que se rompan o se deslicen los dos condones cuando se usan al tiempo; es suficiente usar un condón de manera adecuada.

¿Qué se hace cuando una persona es alérgica al condón?

Realmente existen muy pocas personas alérgicas al látex. Cuando esto sucede, se puede notar porque produce una reacción en su cuerpo como inflamación, enrojecimiento, dificultad para respirar, entre otras.

Se puede identificar si una persona es alérgica cuando ha estado en contacto con cualquier elemento fabricado con este material, como bombas de fiesta, guantes de cocina y ha presentado estos síntomas. Si la persona es alérgica puede usar condones fabricados con otros materiales como silicona o poliuretano, que puede adquirir en una farmacia.

¿Es cierto que los condones producen cáncer?

No. El cáncer es producido por diferentes causas, algunas de ellas pueden ser predisposición hereditaria, infecciones por virus, hábitos y comportamientos que afectan la salud (consumo de cigarrillo y de alcohol).

El condón es el método más eficaz para prevenir las ITS incluidos el VIH/Sida y el Virus del Papiloma Humano – VPH, que puede ser un factor desencadenante del cáncer de cuello uterino.

¿El condón es cien por ciento efectivo?

Su protección es del 93%,utilizándolo de manera adecuada. Falla cuando no se usa correctamente.

¿Es verdad que el VIH se pasa por los poros del condón?

No. El virus necesita un medio de transporte como la sangre, el semen o el fluido vaginal para pasar a través de él. Por tal motivo, no es posible contagiarse a menos que el condón se rompa, se deslice dentro de la vagina o no se use correctamente.

¿Qué es la doble protección?

Es protegerse al mismo tiempo de dos situaciones de riesgo: los embarazos no deseados y las Infecciones de Transmisión Sexual, incluido el VIH/Sida.

La doble protección se pone en práctica usando siempre el condón en todas las relaciones sexuales. Además, se pueden usar como complemento otros métodos anticonceptivos, lo que da una efectividad mayor en la prevención de embarazos

Además del condón, ¿hay alguna protección adicional en las relaciones sexuales anales?

No. El condón es el único método que protege de las Infecciones de Transmisión Sexual – ITS en las relaciones anales. Para mayor seguridad se sugiere la utilización de lubricantes a base de agua que no dañan los condones.

¿Cómo protege el condón de las ITS?

Evitando el contacto directo de las secreciones con los genitales, puesto que si se tiene algún virus o bacteria de transmisión sexual,estos quedarán aislados gracias al preservativo si fue usado adecuadamente.

¿Qué es el varicocele?

Es la dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos y se detecta generalmente durante la adolescencia. Esta afección puede alterar la calidad de los espermatozoides y producir infertilidad en el 25% de los hombres que lo padecen.

Generalmente, no presenta síntomas pero, en ocasiones, se manifiesta con dolor intenso y sensación de tensión y presión en los testículos (cólico testicular). El diagnóstico de esta enfermedad debe ser realizado por un urólogo.

¿Cuáles son los problemas sexuales de las mujeres?

Los trastornos sexuales femeninos son:

  • Anorgasmia o dificultad para obtener orgasmos
  • Trastorno de excitación –antes llamado frigidez–que se caracteriza por la ausencia de excitación
  • Trastorno de bajo deseo cuando la mujer no tiene apetito sexual o éste es muy bajo
  • Dispareunia o dolor durante el coito
  • Vaginismo, que se identifica porque la mujer impide la penetración vaginal de manera involuntaria
  • Aversión sexual o rechazo total a la actividad sexual coital o no coital

Estos problemas sexuales deben presentarse de manera recurrente y persistente para que sean identificados como disfunciones sexuales, además de que originan malestar de la mujer que los padece y problemas con la pareja.

¿Cuáles son los problemas sexuales de los hombres?

Los trastornos sexuales masculinos son:

  • Disfunción eréctil –antes llamada impotencia–, que se caracteriza por la imposibilidad o dificultad para iniciar o mantener una erección durante la relación sexual
  • Eyaculación precoz, cuando la eyaculación ocurre antes de la penetración o en un tiempo menor de dos minutos después de penetrar y esto origina insatisfacción en el hombre y en su pareja
  • Trastorno del deseo bajo o falta de apetito sexual
  • Eyaculación retardada o ausente que ocurre en el hombre que no presenta eyaculación durante la actividad sexual o ésta es muy demorada
  • Dispareunia o dolor durante la relación sexual o al eyacular
  • Aversión sexual o rechazo total a la actividad sexual coital o no coital
  • Estos problemas sexuales deben presentarse de manera recurrente y persistente para que sean identificados como disfunciones sexuales, además de que originan malestar en el hombre que los padece y problemas con la pareja.

¿Qué es el VIH?

El Virus de Inmunodeficiencia Humana – VIH es un agente viral que ataca el sistema inmunológico del cuerpo humano, llamado también el sistema de defensas. Esto hace que las personas estén más vulnerables a enfermedades e infecciones. Al debilitar las defensas ante cualquier enfermedad, el VIH hace que el organismo sea vulnerable a una serie de infecciones que, potencialmente, pueden poner en peligro la vida de la persona infectada.

¿Qué es el sistema inmunológico?

Son las defensas naturales que tiene el cuerpo humano para responder a cualquier partícula infecciosa que entre al organismo de una persona. El sistema inmunológico está constituido por una serie de proteínas especiales de la sangre y glóbulos blancos, entre los que se encuentran las células CD4 (células encargadas de defender al cuerpo humano de las infecciones).

¿Cómo se trasmite el VIH?

A diferencia de lo que muchas personas creen, no existen poblaciones de riesgo; por el contrario, todas las personas podemos adquirir la infección por VIH si no tomamos medidas de precaución necesarias para evitar la infección.

Cualquier hombre o mujer puede estar expuesto al VIH de las tres siguientes maneras:

  • Por vía sexual: a través de las relaciones sexuales no protegidas, es decir, sin condón o preservativo o con un uso inadecuado del mismo durante las relaciones sexuales vaginales o anales con una pareja infectada; actualmente esta es la vía de mayor transmisión del VIH.
  • Por vía parenteral: cuando se penetra la piel por medio de una aguja u otros instrumentos no esterilizados y estos contienen sangre de una persona infectada. Algunas acciones de riesgo en este sentido pueden ser: las personas que utilizan drogas intravenosas, la realización de tatuajes o piercing con instrumentos no esterilizados, transfusiones de sangre cuando a ésta no se le ha hecho la prueba de detección del VIH.
  • Por vía perinatal: es la transmisión del virus de una mujer que vive con el VIH al feto durante la gestación, o al bebé durante el parto: la lactancia a través de la leche materna.

¿Cómo NO se trasmite el VIH?

Actualmente está comprobado que el VIH no se trasmite por:

  • Darle la mano, besar o abrazar a una persona infectada
  • Compartir los cubiertos o vasos
  • Por picaduras de mosquitos o zancudos
  • Utilizar piscinas públicas, saunas o zonas húmedas
  • Utilizar fuentes de agua potable
  • Utilizar baños o duchas comunitarias
  • Compartir la vivienda y la cotidianidad con alguna persona que viva con el virus

¿Cómo puedo saber si alguien tiene el VIH?

Las personas que viven con el VIH tienen el mismo aspecto y actúan del mismo modo que las que no están infectadas con el virus, lo que quiere decir que a primera vista no se puede saber si una persona tiene o no el VIH.

Una gran parte de las personas que viven con VIH no presentan síntomas, estas personas reciben el nombre de asintomáticas; otras, por el contrario, presentan síntomas en las primeras fases del curso de la infección y son llamadas sintomáticas. Vale la pena aclarar que no presentar síntomas no quiere decir que no se tenga el virus, como tampoco que no se pueda trasmitir a otras personas.

¿Cómo se previene la infección por VIH?

El condón es el método más efectivo para prevenir la infección por VIH. Su uso adecuado en todas las prácticas sexuales también previene embarazos no deseados y las demás Infecciones de Transmisión Sexual. Es preciso emplear un condón por cada práctica, sea esta vaginal, oral o anal.

El condón debe usarse desde antes de la penetración hasta después de la eyaculación – es decir desde el comienzo hasta el final de la relación sexual – y debe retirarse antes de que el pene pierda la erección. Si la penetración se realiza con algún juguete o ayuda sexual, éste debe cubrirse con un condón. Si el juguete es utilizado con otra persona, el condón debe cambiarse.

Las agujas, los elementos cortopunzantes, y todo el instrumental médico, quirúrgico y odontológico debe ser esterilizado bajo un protocolo llamado Profilaxis de emergencia, con el fin de prevenir el riesgo de infección.

También es recomendable no compartir objetos personales como jeringas, cuchillas de afeitar ni cepillos de dientes. Estos pueden tener rastros de sangre que pueden contener el virus.

¿Es cierto que en la primera relación sexual no hay riesgo de contraer VIH/Sida?

No. El riesgo de infección siempre está presente, independientemente de que se trate de la primera relación sexual o no. Lo mejor es usar siempre el condón.

¿Es cierto que el virus del VIH atraviesa los poros del condón?

No. El virus necesita un medio de transporte como la sangre, el semen o el fluido vaginal para pasar a través de él. Por tal motivo, no es posible infectarse a menos que el condón se rompa, se deslice dentro de la vagina o no se use correctamente.

¿Cómo saber si tengo el VIH?

La única manera de saber si una persona está infectada o no es a través de un análisis de sangre que puede hacerse de dos maneras:

Las pruebas rápidas: la prueba rápida es la prueba de detección que produce los resultados rápidamente (en aproximadamente 20 minutos). Las pruebas rápidas analizan la sangre de una vena o de una punción del dedo o líquido oral para buscar la presencia de anticuerpos que combaten el VIH.

Pruebas de sangre ELISA: es una muestra de sangre tomada y procesada en laboratorio, que detecta los anticuerpos producidos por el organismo como respuesta a la infección por VIH. Es una de las pruebas más eficaces para detectar el virus presente en la sangre de la persona.

Antes y después de la realización de la prueba, cada persona tiene derecho a una asesoría con personal especializado, independientemente del resultado. La persona que realice la asesoría debe proporcionar información suficiente, veraz, y oportuna sobre las implicaciones y opciones que tiene la persona, tanto para prevenirlo como para iniciar tratamiento si el resultado es positivo. Es importante aprovechar este espacio para realizar todas las preguntas que se tengan y aclarar dudas.

¿Qué significa que los resultados de las pruebas sean “Reactivas” o “No reactivas”?

Si la prueba rápida o de Elisa resulta REACTIVA (positivo), se realizará una prueba confirmatoria llamada Western Blot.

En caso de resultar NO REACTIVA (negativo), es recomendable confirmarla. Los anticuerpos que detecta la prueba de Elisa sólo son detectables unas semanas después de la exposición inicial al virus, este tiempo es de 12 semanas aproximadamente y recibe el nombre de “período de ventana inmunológica”. Se recomienda entonces que la prueba se realice de nuevo dos o cuatro meses después, para tener mayor certeza de su resultado.

¿Qué es la prueba de Western Blot?

La Western Blot es una prueba confirmatoria que se utiliza para hacer un segundo análisis a la prueba de Elisa cuando resulta reactiva (positiva).

Si la prueba Western Blot resulta negativa, significa que no se detectaron anticuerpos específicos para el VIH. Sin embargo, no se descarta la posibilidad de infección, así que debe practicarse cada tres meses, durante un año, si se cree o presume estar infectado o infectada; este procedimiento lo determina la mayoría de veces el médico o la médica tratante.

Cuando resulta positivo, se confirma la presencia del VIH. El paso a seguir es realizar el examen de carga viral, para determinar qué tan avanzada está la infección e iniciar un tratamiento antirretroviral (TAR).

¿Qué hábitos debe tener una persona viviendo con VIH?

Lo ideal es que, además del tratamiento farmacológico y terapéutico, tenga hábitos saludables como alimentarse bien, dormir adecuadamente y evitar el consumo de sustancias psicoactivas, que ayudarán al cuerpo a tener mejor respuesta frente al virus.

¿Qué es el tratamiento antirretroviral o TAR?

Los antirretrovirales son los medicamentos que toman las personas que viven con el VIH; lo que hacen es inhibir la capacidad de multiplicación del VIH en la sangre de la persona que ya está infectada. Por lo general, el TAR produce una mejoría de la salud y el bienestar de las personas que viven con el virus, pues fortalece el sistema inmunológico permitiéndole combatir con mayor eficacia la infección por VIH.

¿Dónde se puede realizar la prueba de VIH?

Todas las Empresas Prestadoras de Servicios de Salud – EPS están en la obligación de brindar la información necesaria y oportuna a las personas que soliciten voluntariamente o por orden de su médico, una prueba de VIH. La prueba está incluida en el POS.

También pueden acudir a Profamilia, a cualquiera de sus 33 centros de atención en todo el país, donde a través de la EPS, o de forma particular, las personas pueden realizarse la prueba de Elisa con la previa orientación, información y atención de un asesor o asesora, lo que permitirá a la persona interesada aclarar sus dudas e inquietudes frente al tema del VIH y el SIDA.

¿Quiénes deben hacerse la prueba para detectar el VIH?

Todas las personas, hombres y mujeres, somos vulnerables a adquirir el VIH sin importar la condición económica, el sexo, la edad, la etnia, la identidad de género, la orientación sexual o la religión. En ese orden de ideas, todas las personas debemos hacernos la prueba para detectar el VIH como mínimo una vez por año.

¿Cuáles son las ventajas de hacerse la prueba para detectar el VIH?

Hacerse la prueba para VIH siempre es ganancia independientemente del resultado que arroje el examen. Si el resultado es Negativo, le permite a las personas reconocer y prevenir factores que incrementan la vulnerabilidad a la infección por VIH, informarse y tomar decisiones para adoptar prácticas sexuales seguras y confiables. Si el resultado es positivo permite a las personas acceder al tratamiento de manera oportuna y eficaz, orientado siempre por el médico o la médica tratante.

¿A qué tiene derecho una persona que se hace la prueba para VIH?

Lo primero a tener en cuenta es que la prueba para VIH siempre es de carácter voluntario, ninguna persona está obligada a realizarse la prueba, y esta no puede ser requisito alguno para acceder a un trabajo, un espacio educativo o recreacional. Toda persona que quiera realizarse la prueba para VIH tiene derecho a una asesoría previa y una asesoría posterior a la prueba, independientemente del resultado. Esta asesoría siempre debe ser realizada dentro de un marco de respeto y confidencialidad, y desde una mirada de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos de las personas.

¿Qué es la asesoría previa y posterior a la prueba?

La asesoría pre y post es un derecho de todas las personas que de manera libre y voluntaria se realizan la prueba para VIH. La asesoría busca informar y orientar a las personas en la toma de decisiones importantes y relevantes para el cuidado de su salud sexual y su salud reproductiva, así como dar orientación para acceder a otros servicios de salud de acuerdo con las necesidades específicas de cada persona.

¿Son seguros los preservativos para prevenir la infección por VIH?

Sí. Se ha demostrado que un uso adecuado del condón de comienzo a fin en todas las relaciones sexuales es altamente eficaz para prevenir la transmisión del VIH, alcanzando una efectividad y seguridad en las personas que los usan correctamente. Los condones son el único método anticonceptivo que ayuda a prevenir las Infecciones de Transmisión Sexual y el VIH/Sida.

¿Qué tratamientos existen actualmente para el VIH?

Actualmente existen unos medicamentos para controlar la infección por VIH conocidos con el nombre de antirretrovirales (ARV). Estos medicamentos actúan en diferentes fases del proceso que utiliza el virus para reproducirse. Es importante aclarar que los ARV no curan la infección, se utilizan para controlar la reproducción del virus en la sangre de la persona que vive con VIH.

¿Puedo contraer VIH al donar sangre?

No. Sin embargo, debes asegurarte de que quien extraiga tu sangre utilice una aguja nueva, evitando contacto con la sangre de otra persona.

Estoy embarazada y tengo VIH, ¿mi bebé también tendrá VIH?

Se puede prevenir que los bebés que nacen de mujeres con el virus se infecten, siempre y cuando se sigan las recomendaciones médicas para evitar la infección perinatal.

Se recomienda a las mujeres embarazadas practicarse la prueba del VIH ya que, si ésta resulta positiva y se inicia el tratamiento adecuado, supervisado por un especialista, se disminuye el riesgo de infección hacia el bebé.

Debido a que el virus también se transmite a través de la leche materna, es necesario reemplazarla por leche en polvo. Ésta es suministrada gratuitamente por tu Plan Obligatorio de Salud (POS) durante los primeros seis meses.

Tanto la madre como el recién nacido tienen derecho a un control de seguimiento que les garantice una calidad de vida óptima.

¿Debo realizarle la prueba de Elisa a mi bebé?

No es útil practicar la prueba de ELISA en bebés menores de 18 meses, pues es a partir del primer año de vida que empezarán a encontrarse réplicas del virus y anticuerpos, en caso de que haya infección.

Tengo un compañero con VIH ¿Puede infectarme con el virus si estornuda cerca de mí?

El VIH se transmite por contacto sexual, por componentes anatómicos, sangre o de la mujer embarazada al bebé, si no se toman las precauciones adecuadas. Los estornudos, el uso de los mismos baños o compartir habitación, no son vías de transmisión del VIH.

Si tengo VIH, ¿no puedo volver a trabajar?

Las personas con VIH tienen los mismos derechos que las demás. No se puede excluir ni negar el derecho al trabajo a una persona con VIH. En caso de que se despida a una persona de su trabajo por tener VIH, ésta puede acudir a las instancias judiciales para que se le restituya su derecho al trabajo, por ejemplo, presentando una acción de tutela.

¿Tengo que contarle a mi pareja o en el trabajo que tengo VIH? ¿Tengo que hacerlo o debo hacerlo?

Es decisión de cada persona informar o no si tiene VIH. Sólo existe esta obligación frente a las parejas sexuales, al médico tratante y al equipo de salud. Si la persona no se siente capaz de hacerlo, debe hablar con un asesor de salud, quien sabrá orientarle al respecto.

No obstante el derecho a la privacidad, el médico tratante puede determinar si es necesario revelar el diagnóstico cuando considere que esto puede ser útil para el tratamiento o para evitar que otras personas se infecten (Artículo 34 del Decreto 1543 de 1997).

Si mi pareja tiene VIH,¿puedo evitar infectarme?

Si se tienen prácticas de sexo seguro, como usar adecuadamente el condón en todas las relaciones sexuales, se puede evitar que la pareja se infecte. Para el sexo oral se pueden usar condones con sabores. Para contactos de la boca, con la vagina o el ano se puede usar como protección una cubierta de plástico que se adhiere a la piel, como “Vinipel”. Es indispensable evitar el intercambio de sangre y otros fluidos corporales que pueden ocurrir cuando se comparten jeringas u objetos cortopunzantes, máquinas de afeitar y cepillos de dientes.

Si tengo VIH, ¿no podré volver a acercarme a mis hijos?

El VIH no se transmite por contacto físico. Vivir con VIH no es una causal para privar a un padre o una madre del derecho a ejercer la custodia, de permanecer con sus hijos o visitarlos si no vive con ellos. Está comprobado que el amor, la compañía y el apoyo emocional de los seres queridos influyen en que los tratamientos antirretrovirales tengan mejor resultado en la persona que vive con VIH.

¿Puede una persona reinfectarse de VIH?

Sí. Una persona viviendo con VIH, puede reinfectarse del virus. Esto significa que puede adquirir de nuevo agentes infecciosos que hayan mutado de una manera distinta en el organismo de otra persona. Es recomendable que una persona viviendo con VIH, utilice condón en todas sus relaciones sexuales.

Si tengo VIH, ¿eso significa que no puedo volver a tener relaciones sexuales?

Las personas viviendo con VIH pueden tener relaciones sexuales, pero deben tomar ciertas precauciones para que no infecten a otras personas; la principal es el uso adecuado del condón. Se debe consultar al médico qué otras precauciones recomienda

Si se tiene contacto con sangre de una persona con VIH, ¿se queda infectado con el virus?

El VIH sólo se transmite por el contacto entre fluidos. Si la persona que tuvo contacto con sangre infectada no tenía una herida abierta, no hay razón para que se haya infectado.

Si una persona con VIH entra a una piscina, ¿infecta a los demás?

El VIH no se transmite al compartir espacios como el trabajo, el hogar, la escuela y otros lugares con una persona que tiene el virus. Tampoco por picaduras de insectos, por tocar o abrazar o saludar de mano; por dar un beso en la mejilla o en la boca. Tampoco por compartir agua o alimentos. Mucho menos por compartir vasos, tazas o platos, ni por el uso de baños y piscinas.

¿El VIH se transmite sin tener relaciones sexuales?

Todas las ITS se pueden transmitir sin tener relaciones sexuales penetrativas. Por ejemplo, el VIH se puede transmitir por compartir agujas con sangre infectada, de la madre al hijo durante el embarazo, el parto o en la lactancia.

¿El VIH es una enfermedad mortal?

La definición de VIH/Sida como enfermedad mortal ha cambiado gracias al acceso al tratamiento, control y seguimiento de la infección. Ahora se le considera una enfermedad crónica tratable.

¿Qué es el Sida?

La palabra Sida es una sigla cuyas letras iniciales corresponden a las palabras Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida; se caracteriza por la manifestación de infecciones oportunistas, donde el cuerpo se hace más vulnerable a enfermedades que, generalmente, no afectan a las personas cuyo sistema inmunológico se encuentra en buenas condiciones. Sin embargo, muchas de las personas que han llegado a etapa Sida, si reciben una atención médica adecuada y oportuna, acceso a medicamentos y llevan hábitos de vida saludables, pueden volver a una etapa indetectable de la enfermedad, lo cual no quiere decir que se hayan curado de la misma, pero sí que pueden controlar que ésta avance.

¿Qué son las infecciones oportunistas?

Se denominan infecciones oportunistas a aquellas que ingresan al organismo de una persona cuando está debilitado y no puede protegerse.

Si todas las personas somos vulnerables a la infección por VIH/Sida, ¿cómo hacerle frente a esta enfermedad?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la infección por VIH se puede prevenir, el riesgo de infectarse con el virus depende del actuar de cada persona, sin embargo, las prácticas personales también se encuentran determinadas por la cultura, el tiempo y las sociedades en las que vivimos. Además, se sabe que la vulnerabilidad o el riesgo de tener VIH/Sida aumenta si las personas son sujetas a discriminación o tratamiento injusto que vaya en contra de los principios de igualdad y dignidad humana. En otras palabras, cuando no se vive con la conciencia de que todas las personas tenemos derechos que son sexuales y reproductivos.

Nuestras puertas abiertas, siempre

También puedes llamarnos en toda Colombia gratis al: 01 8000 110900
Bogotá: (1) 443 4000 / Cali: (2) 386 0001 / Medellín: (4) 283 6688 / Barranquilla (5) 319 7928
Buscar

nuestras últimas noticias y artículos

Cuerpo y sexualidad

La Menopausia no es como la pintan

Cuerpo y sexualidad

Colombia: una transición demográfica inminente

Diversidad sexual

Día del orgullo LGBTI: entre iniciativas y realidades