¿Mitos y Verdades?

¿Es verdad que si se legaliza el aborto en colombia, el número de interrupciones aumentará indiscriminadamente?

No. El índice de abortos en un país no depende de su legalización, sino de otras condiciones como la disponibilidad de servicios de anticoncepción (que deben ser una responsabilidad del Estado como principal garante de Derechos), el acceso a educación sexual adecuada para toda la población y la eliminación de las diferencias de poder entre hombres y mujeres.

Por ejemplo, países donde se han desarrollado programas eficaces en materia de derechos sexuales y reproductivos que incluyen la legalización del aborto tienen tasas mucho más bajas de interrupciones que las estimadas en países donde éste es ilegal.

¿Las mujeres quedan infértiles después de un aborto?

Los procedimientos legales de interrupción del embarazo son seguros y eficientes. Si se hacen de la forma adecuada en una institución responsable y de calidad, como Profamilia, la mujer conserva sus órganos reproductivos en perfecto estado.

¿Un aborto es siempre peligroso para la mujer?

Un aborto es un procedimiento seguro siempre y cuando sea realizado por personal de la salud debidamente entrenado. Un aborto realizado dentro de los primeros meses de gestación es un procedimiento sencillo y seguro. En los países donde el aborto es legal, la probabilidad de muerte a consecuencia del mismo no alcanza a llegar a una mujer por cada cien mil abortos practicados mientras que, en los países donde es ilegal, esa cifra se eleva a 70 mujeres por cada 100.000 interrupciones.

¿El aborto legal y seguro se practica solamente en casos de urgencia?

No. Los servicios deben estar disponibles sean o no considerados una urgencia médica, siempre y cuando se encuentren en los tres casos previstos en la legislación colombiana. Los departamentos y municipios están obligados a garantizar la suficiente disponibilidad de servicios en la red pública de salud para que el acceso a la interrupción sea real y la atención sea oportuna.

¿El aborto causa trastornos psicológicos en las mujeres que recurren a él?

No. Negarle la realización de la IVE a una mujer que está dentro de alguna de las tres causales aprobadas le produce consecuencias negativas en su salud mental y disminuye las condiciones que garantizan una calidad de vida óptima. La condición de ilegalidad, la clandestinidad consecuente, la soledad y el silencio en que se practican los abortos en Colombia son las principales causas de sufrimiento y/o de sentimientos de culpa para algunas mujeres.

¿Las adolescentes tienen derecho a solicitar un aborto?

Si. Cualquier mujer sin importar su edad puede acudir al sistema de salud y hacer efectivo su derecho al servicio de interrupción del embarazo sin que le pongan ningún obstáculosiempre y cuando su caso cumpla con alguna de las tres circunstancias legales. Las menores de 14 años requieren del acompañamiento de un adulto responsable.

¿Las mujeres, incluidas las adolescentes, que se practican la IVE son irresponsables y egoístas?

Falso. Las mujeres que debido a cualquier tipo de razones deciden interrumpir libre y voluntariamente un embarazo, lo hacen después de reflexionar y meditar sus capacidades, sus deseos, sus posibilidades y concluir que en ese momento las condiciones no están dadas para continuar con la gestación.

¿La anticoncepción de emergencia es un método abortivo?

No. El anticonceptivo de emergencia, también conocido como píldora del día después, se usa dentro de las 72 horas siguientes a una relación sexual sin protección, para evitar un embarazo no deseado y actúa antes de que se produzca la fecundación. Si el óvulo ya ha sido fecundado, no hay efectos sobre la mujer ni sobre el embrión.

¿El feto sufre durante la terminación del embarazo?

Anatómicamente hablando, el dolor se genera con el reconocimiento consciente de los estímulos nocivos; el cerebro necesita una gran cantidad de energía para poder reconocerlos. Entonces, la posibilidad de que un feto sienta dolor recae en el desarrollo de las vías neurales que se encuentran desde los sensores a lo largo de la piel y los órganos, hasta la columna vertebral, y que el cerebro cuente con una corteza prefrontal desarrollada y las conexiones mielinizadas (aisladas) necesarias para ser capaz de procesar lo que se siente. Por lo tanto, la anatomía mínima necesaria para sentir dolor es haber desarrollado terminaciones nerviosas libres y las fibras tálamo-corticales (proyecciones del tálamo hacia la corteza cerebral). Estas fibras comienzan a aparecer entre las 23 y las 30 semanas de gestación, y se sabe que las terminaciones nerviosas libres en todo el cuerpo comienzan a conectarse a la columna vertebral y maduran entre las 23 y las 25 semanas de gestación.

Por lo tanto, podemos afirmar con razonable certeza que el feto ya tiene capacidad neurológica para sentir dolor a partir de las 26 a 30 semanas de gestación. Esto significa que no hay absolutamente ninguna posibilidad de que el feto sienta ningún tipo de dolor durante los dos primeros trimestres del embarazo.

¿En qué consiste el procedimiento interrupción y voluntaria del embarazo o aborto legal?

En Profamilia, la Interrupción y Voluntaria del Embarazo (IVE) o aborto legal se ejecuta por medio de dos métodos que dependen de las semanas de gestación: por medio de medicamentos o de manera quirúrgica.

Interrupción por medicamentos (en embarazos de hasta 8 semanas)

  • Menos invasiva.
  • Interrumpe el embarazo en horas, días o semanas.
  • Implica dos o más visitas.
  • Tiene una eficacia del 95%.
  • Se recomienda la adopción de un método anticonceptivo de manera inmediata.

Pueden presentarse en probabilidades muy bajas los siguientes riesgos: interrupción incompleta, embarazo ectópico no diagnosticado, infección, persistencia de embarazo o sangrado.

Interrupción quirúrgica (en embarazos de entre 8 y 12 semanas)

  • Es invasiva.
  • Interrumpe el embarazo inmediatamente.
  • Implica dos visitas.
  • Tiene una eficacia del 98%.
  • Procedimiento muy seguro y menos riesgoso.
  • Es un procedimiento ambulatorio, que dura entre 10 y 15 minutos, más dos horas de recuperación.

Efectos colaterales: cólico y sangrado de características semejantes a una menstruación. En algunos casos pueden ocurrir infecciones pélvicas, sangrado excesivo, lesiones cervicales, evacuación incompleta, perforación uterina, complicaciones de la anestesia y falla en el propósito.

¿Hay un límite de semanas de gestación para poder abortar o interrumpir el embarazo?

No existe un límite de tiempo para la presentación de la denuncia y solicitud de una interrupción. Sin embargo, luego de las 12 semanas de gestación, la interrupción baja su nivel de seguridad de 99,5% a 99%. Por tanto, en caso de que lo decidas así, es mejor practicar el aborto en las etapas más tempranas de la gestación.

¿Las mujeres deben contar con recursos económicos o tener afiliación especial a los servicios de salud para obtener el servicio de interrupción del embarazo?

Falso. El servicio de interrupción de embarazo está incluido en el POS y debe estar disponible en todo el país, para todas las mujeres que lo requieran, de acuerdo con las causales despenalizadas, sin importar su afiliación

¿Los padres de la mujer o los médicos deciden sobre la continuación o no del embarazo?

Falso. Únicamente decide la mujer, sin presión de un tercero, una vez haya obtenido información suficiente, veraz y neutral sobre la causal de su caso. Debe conocer y entender los riesgos que conllevan para su vida o salud tanto el embarazo, como el procedimiento que le van a practicar.

¿Qué debe y qué no debe hacer un prestador de servicios de interrupción legal y voluntaria del embarazo o aborto?

Debe:

Darte información clara, suficiente, amplia y adecuada sobre las opciones que tienes frente a tu embarazo. Contar en su red de servicios con profesionales de la salud idóneos y suficientes para atender los servicios de Interrupción o aborto que se soliciten.

Contar con protocolos de diagnóstico rápido frente a las causales de interrupción voluntaria del embarazo o aborto legal.

Garantizarte una atención rápida y oportuna, preferiblemente dentro de los cinco días siguientes a la solicitud de aborto.

Explicarte cualquier exigencia legal para la prestación del servicio.

Ofrecerte un servicio integral, de calidad y seguro, conforme con los más altos estándares médicos.

Respetar tu consentimiento libre e informado para cualquier procedimiento.

Ofrecerte garantía de confidencialidad y respetar tus derechos a la intimidad, la autonomía y la dignidad.

Darte orientación antes y después de la interrupción o aborto, brindarte consejería y acceso a métodos efectivos de anticoncepción, así como de prevención de infecciones de transmisión sexual.

No debe:

Juzgarte, hacer comentarios inculpadores y acusadores o realizar cualquier otro tipo de comportamiento que te menosprecie o discrimine.

Negar la realización de la interrupción voluntaria del embarazo o aborto cuando tu caso se encuentre en una de las circunstancias señaladas por la ley.

Crear barreras administrativas (como convocar a juntas médicas, solicitar auditorías para tu caso, crear listas de espera y otros trámites innecesarios) o exigir requisitos adicionales a los señalados por la ley (como exámenes de Medicina Legal, la condena del agresor en los casos de violación, el permiso de tu pareja o de tus padres, o una autorización judicial).

Desconocer los conceptos dados por los profesionales de la psicología.

Impedir a mujeres menores de 14 años dar su consentimiento para la realización de la interrupción voluntaria del embarazo o aborto.

Revelar información tuya a otras personas sin tu autorización.

Negarse a entregar la certificación médica.

Si la institución prestadora de servicios no te presta la atención necesaria, denunciar el caso ante la Personería Municipal, la Defensoría del Pueblo, la Secretaría de Salud, la Superintendencia de Salud e, incluso, la Fiscalía General de la Nación.

¡Síguenos en
nuestras redes!

Nuestros Blogs